¿Cuáles son las diferencias entre un seguro de decesos que un seguro de vida?

El seguro de decesos cubre los gastos totales del funeral y el seguro de vida da una compensación económica a la familia por el fallecimiento del persona había contratado dicha póliza.

Cuando se trata de planificar nuestro futuro financiero, a menudo consideramos la compra de un seguro de vida o de decesos. Ambos tipos de seguros se relacionan con la protección financiera en caso de fallecimiento, pero a menudo hay confusión sobre si son lo mismo. En este artículo, exploraremos las diferencias entre un seguro de decesos y un seguro de vida y cómo pueden ayudar a proteger a nuestras familias.

¿Es lo mismo un seguro de decesos que un seguro de vida?

Un seguro de decesos y un seguro de vida pueden parecer similares, pero en realidad son bastante diferentes. A continuación, se presentan las principales diferencias entre los dos tipos de seguros:

Coberturas

La cobertura de un seguro de vida es por un período determinado, mientras que un seguro de decesos es para toda la vida. El seguro de vida también puede proporcionar una suma global en caso de fallecimiento, mientras que un seguro de decesos se utiliza para cubrir los gastos asociados al fallecimiento, solamente el funeral en sí y los gastos asociados a él.

Por ejemplo, para que se entienda mejor. Imagínate que una empresa te contrata para pescar cangrejos gigantes en el Ártico. Como es un trabajo peligroso donde te puedes caer por la borda por oleaje, morir de hipotermia o que te coma un cangrejo gigante las probabilidad de fallecer y dejar a tu familia huérfana es muy alta, la empresa te hace un segur de vida para que tengan una compensación económica para cubrir la pérdida.

Este es un ejemplo exagerado y lo hemos descrito para que se vea la diferencia.

Beneficiarios tras fallecimiento

El beneficiario de un seguro de vida recibe el pago de la suma asegurada en caso de fallecimiento del titular de la póliza. Normalmente es la familia directa, el cónyuge, hijos, etc etc...

En el caso de un seguro de decesos, como el fallecido ha ido pagando mes a mes durante años una cuota mensual, los costes del propio funeral quedarían cubiertos para que la familia no tenga que desembolsar nada en el momento. Por lo tanto, no hay beneficiarios.

Muchas aseguradoras suelen darle a la familia el dinero restante que no se ha usado para cubrir el entierro, es decir, si el difunto ha pagado durante todos los años de la póliza un total de 5000€ y en el funeral se ha gastado 3000€, le devuelven a la familia 2000€. Pero ojo, esto es en algunas compañías y hay que leer siempre muy bien las cláusulas para ver si se incluye esta devolución.

Precios de ambos

Los seguros de vida suelen ser más caros que los seguros de decesos. Esto se debe a que los seguros de vida suelen proporcionar una mayor cobertura y durante un período de tiempo más largo.

Qué cubre un seguro de vida

Una de las principales coberturas de un seguro de vida es el pago de una cantidad de dinero en caso de fallecimiento de la persona que la haya contratado y que, en caso de que ocurra algo, le dará ese dinero a la familia como compensación por la pérdida.

Además de la cobertura básica de fallecimiento, los seguros de vida también pueden incluir otras coberturas adicionales (pagando más), como la protección contra enfermedades graves o discapacidades. Estas coberturas se usan para situaciones que no estén incluidas en los planes básico y así cubrir más situaciones que se le puedan presentar al contratante como una enfermedad grave, un cáncer, o un ictus que le impida trabajar.

Otra ventaja de los seguros de vida es que pueden ser usados como una forma de ahorrar para el futuro. Algunos seguros de vida permiten acumular la cuota que pagas con el tiempo y que puede ser utilizado como una fuente de ahorro a largo plazo. Más tarde, la cantidad que se haya acumulado puede ser retirada en cualquier momento y usarlo para algún inconveniente. Aunque para esto hay que leer bien el contrato.

Además, los seguros de vida pueden ofrecer ventajas fiscales. Por ejemplo, en algunos países, el beneficio de fallecimiento está libre de impuestos y las primas del seguro pueden ser deducibles de impuestos en ciertos casos. En España hay varias oportunidades fiscales de las que uno se puede beneficiar.

Un seguro de vida puede proporcionar tranquilidad y seguridad a tus seres queridos. Saber que están protegidos financieramente en caso de que algo te suceda puede ser un gran alivio y permitirles concentrarse en su duelo y su proceso de recuperación.

Qué coberturas da un seguro de decesos

Una póliza de seguro de decesos cubre una serie de servicios y prestaciones que suelen incluir desde el fallecimiento del asegurado hasta el funeral y sepelio. Dichas coberturas pueden variar según la compañía aseguradora, el tipo de póliza y las necesidades y requerimientos del cliente.

Entre las coberturas más comunes de un seguro de decesos, dependerá de lo que haya contratado el difunto, pero casi siempre se incluye el traslado del cuerpo, la preparación estética del mismo, el uso de una sala de velatorio y la organización de la ceremonia de despedida, la cremación o la inhumación si es un entierro en un cementerio. Asimismo, este tipo de seguro suele cubrir gastos adicionales como el ataúd, la urna, las flores y el coche fúnebre, entre otros.

Además, algunas pólizas de seguro de decesos incluyen la posibilidad de recibir asesoramiento legal y asistencia en trámites administrativos como la gestión de documentación, los literales de defunción o gestiones de la herencia y la inscripción del fallecimiento en los registros civiles. También pueden dar tratamiento psicológico para superar mejor el duelo emocional a los familiares del fallecido.

Es importante destacar que algunos seguros de decesos pueden incluir coberturas adicionales como la repatriación del cuerpo en caso de fallecimiento en el extranjero y toda la tramitación legal y burocrática entre países.

¿Qué debes considerar antes de elegir un seguro de vida o de decesos?

  • Tu situación financiera y personal: Antes de decidir sobre un seguro de vida o decesos, es importante que consideres tu situación financiera y personal. ¿Tienes deudas, como una hipoteca o préstamos estudiantiles, que necesitas pagar? ¿Tienes hijos que necesitan atención financiera en caso de que algo te suceda? ¿Tienes un negocio que necesita continuar funcionando? Todas estas son consideraciones importantes que pueden influir en tu decisión.
  • Tu edad: Para un seguro de decesos es importante elegir el momento de contratarlo según la edad que tengas. La mayoría no te aseguran como es habitual pagando mes a mes cuando tienes más de 65 años y lo que te ofrecen es una prima única, que suele ser muy alta y al final te compensa más esperar al fallecimiento y llamar directamente a una funeraria en el momento.
  • El precio o la cuota del seguro: La cuota o lo que vayas a tener que pagar es otro factor importante a considerar. Un seguro de vida es generalmente más caro que un seguro de decesos, pero proporciona una cobertura más amplia. Es importante que evalúes tus finanzas y decidas cuánto estás dispuesto a gastar en una póliza de seguro. Para el seguro de decesos es importante que hagas un cálculo de cuánto crees que vas a vivir y multiplicar la mensualidad por esa cantidad de años y luego compararlo con el precio de un funeral como si lo contrataras ese mismo día. Te darás cuenta que con seguro de decesos pagarás 3 funerales pero quizás te interese tener esa tranquilidad de que has ido pagando poco a poco.
  • Los beneficios de la cobertura: Otra consideración importante es la cantidad de beneficios que ofrece cada tipo de cobertura. Un seguro de vida proporciona un cantidad de dinero concreta en caso de fallecimiento del titular de la póliza y que le dará a la familia de este, mientras que un seguro de decesos se utiliza para cubrir únicamente los gastos funerarios. Es importante que evalúes tus necesidades y las necesidades de tus seres queridos para decidir cuál es el mejor tipo de cobertura para ti.
  • La calidad y fiabilidad del proveedor del seguro: Es importante que consideres la calidad del proveedor de seguro. Asegúrate de investigar y comparar diferentes opciones antes de tomar una decisión. Busca comentarios y opiniones de otros clientes y considera la reputación y la estabilidad financiera de la compañía de seguros.
  • Lectura profunda del contrato: Este es el punto más importante y es una lata y vas a tener que preguntar y buscar mucha información para comprender el contrato a fondo y saber exactamente qué cubre y en qué casos lo hace y en cuáles no.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones de blog relacionadas

Funeralio 2023 (Todos los derechos reservados)